Primošten

Primošten

Primošten, pueblo en camino de Sibenik a Split

No os perdáis la vista de Primošten desde la carretera “Magistrala” (Sibenik-Split). Por un lado, una lengua de tierra, boscosa y Ilena de pinos, donde se esconden los grandes hoteles de la época de Tito. Al sur, otra península rocosa, sin arboles, en forma de raqueta de ping-pong, donde se encuentra Primošten: casas con tejados de tejas, sótanos llenos de viejos toneles de los que sale el olor de) vino de la tierra, señoras vestidas de negro, a veces un burro despistado, una iglesia sobre un cerro y un cementerio orientado a poniente. Vistas desde un avión, las dos penínsulas parecen orejas gemelas, una verde y habitada en verano, otra rocosa y habitada todo el ano. Un estrecho pasaje las une a tierra firme. A 28 km al sur de Sibenik y 35 km al oeste de Trogir, se halla este hermoso rincón del litoral dalmata donde vale la pena hacer una parada. Las colinas se cubren de arboles a medida que se va hacia el sur.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR