Korcula

Isla Korcula, lugar de nacimiento de Marco Polo

Se esta francamente bien entre Italia y Grecia rodeado de croatas con corazon latino 😉 Korcula representa un matrimonio perfecto entre el genio mediterráneo y el carácter eslavo. Lo notareis inmediatamente Por fin hemos llegado al Gran Sur dalmata, donde la belleza, los sentidos y los colores se desbordan. Korčula es una de las grandes islas del litoral meridional de Croacia. Es decir, que esta muy solicitada por los turistas. Sin embargo, aun se halla a salvo de los estragos de las inmobiliarias y conserva su belleza natural, su encanto salvaje y un tesoro surgido intacto de las peripecias de la historia: la ciudad antigua de Korcula. Separada de la peninsula de Peljesac por un estrecho canal (12 km) la isla de Korcula tiene 47 km de longitud y de 6 a 8 km de anchura, con un relieve bastante accidentado (punto culminante a 569 m). Una cadena de pequeñas montanas con una cubierta de vegetación de tipo mediterráneo forma su espina dorsal, de este a oeste. Goza de un clima muy suave, casi subtropical Bajo el sol y el cielo azul, todo crece: palmeras, eucaliptos, naranjos, limoneros, olivos, pinos, cipreses, romero, lavanda, mejorana e incluso cactos. También la viña tiene su espacio. Korčula produce excelentes vinos blancos secos, el grk y el posip (pronunciado “poship”). La mayoría de las playas son de guijarros, con pequeños roquedales para broncearse. En Korcula Hay centenares de lugares para bañarse, escondidos en bahías de aguas transparentes y calas accesibles por senderos o en barco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR